Feeds:
Entradas
Comentarios

Leguincendio

Qué anatema de antaño anegó nuestros días
Que en andrajos de angustia anidó tus anhelos
Artesano ahora ausente
Aurífero acosado.
Abril te digo ¡Abur!
Profiero en un baladro, son míos tus desvelos.

Discipulo del denso denuedo por lo nuestro
Qué maldición de otros tiempos inundó nuestras horas
Pregonero precoz, te fuiste con premura
Cercano yo te siento
¿Existe la justicia ahí donde hoy tú moras?

Interpreto tu gloria
Derrota de lo fatuo
Viejo fiador de sonrisas
De lo fasto, fermento
Leguizamón flechazo
Leguizamón incendio
Tea en el corazón del pueblo
Lanza en el alma de asesino purulento.

Anuncios

Sra. Libertad

Particípole a Usted mi desconcierto
Pues por mas que intente

Una sonrisa
Sabe a sal
A pan duro
Este tiempo
De vivir haciendo trizas
Los recuerdos de su hija
Srta Dignidad.

Que no te extrañe Maestro que te pinte
Con el espanto de la luz que ayer me dijo
Que es el dolor
Tonalidad nueva de los colores
Y es el hijo pródigo de las ausencias y las sombras.

Nombrar, te nombran
Las rosas y los grillos.
Aquel abierto libro.
El tenue surco en nuestro río
Y los niños.

Y no me bastan (Tú lo sabias)
“Jamás entenderás Jorge a la muerte”,
Recuerdo me decías.
Como entenderla
Si rompe el pincel, el lienzo rompe
Y quedan los matices desvalidos.

“Eso no importa si nada te corrompe
(aun la muerte)
La partida está ganada”.
Apenas susurrabas.

Que no te extrañe Maestro
Que aun añore.
El infinito abecedario de tus pasos
Y que a los míos
De tu memoria de humildad engrandecida
Yo elabore
El cotidiano y oloroso pan de nuestros días.

(en “El Azar de las Rosas”)

Y TODO POR UN BESO

Ayer vi levantarse hasta a los muertos.
Acaso presagiaban que lo nuestro
Era la luz que ansiaban hace tiempo.
(Y todo por un beso).

Como el inicio de los rayos
O el nacimiento de los ruegos
Surgió, y apenas fue un momento.
Pero todo cambió.
(Y todo por un beso).

Nada pidieron nuestras almas
Solo el tiempo; fugaz y eterno
Y vencer al desconsuelo.

Ayer resucitaron los ensueños
De los que amaban y hoy están muertos.
Resucitar por un momento.
(Y todo por un beso)

Ese que ayer te di en el cementerio.

VOLVER AL PUEBLO

Ayer me fuí de tus calles

pero no de tus recuerdos

mas sé que he de volver muy pronto

propietaria de mis sueños.

Fueron las lágrimas tantas

de tu río ayer dormido

las que me hicieron que partiera

de tu lado,

malherido.

Pero habré de volver un día

y en cordajes de ilusión

cantaremos

la canción

de nuestra nueva alegría.

Ayer me fuí de tus calles

y me invadió la nostalgia

hoy por llegar junto a vos

no existirá la distancia.

Ayer me fuí de tus calles

pero no de tus recuerdos

mañana  estaré contigo

Pilar, mi querido pueblo.

 Agosto – 83

 

DESOBEDIENCIA

Quererte no debía (el desacato)

cubierto de gloria y de los laureles

el cáliz mejor

(el de tu cuerpo)

desobediente alzaba.

Yo quería quererte (quererte no debía)

incrédulo el destino cayó a mis pies

(tú querías quererme).

Yo amaba a borbotones.

Tú a raudales.

Sustantivada o verbal

 tú eres el ser

pensarte es trascender

volar sin alas.

To amo a trompicones.

Tú en cascadas. 

AVARICIA

A veces quiero querer más

y digo:

¿Para qué?

y dos segundos más tarde

pienso:

¿Porqué no?

¿Acaso es tanto lo que entrego,

ofrezco, doy?

Es mas lo que guardo,

escondo, retengo.

Avaro de entregas

¿Qué soy?